¿Quién fue Alejandro Lispchutz?

Publicado en sep 15, 2016 - 4:44pm [1.271 lecturas] .
|

al2016“El más universal de los chilenos nació lejos de estas tierras, de estas gentes, de estas cordilleras. Pero nos ha enseñado más que millones de los que aquí nacieron: nos ha enseñado no sólo ciencia universal, método sistemático, disciplina de la inteligencia, devoción por la paz. Nos ha enseñado la verdad de nuestro origen mostrándonos el camino nacional de la conciencia. Y su sabiduría nos revela que la exactitud, la plenitud y la pasión pueden convivir con la justicia y la alegría.

El hombre más importante de mi país en estos años en que escribo es don Alejandro Lipschutz…”

Pablo Neruda

Alejandro Lispchutz Friedman fue un investigador de origen letón que llegó a Chile el año 1926 para desempeñarse como académico de la Universidad de Concepción. Antes de llegar a nuestro país, Lipschutz estudió y trabajó en algunas de las Universidades más importantes de Europa, dedicándose tempranamente al estudio de la medicina experimental. Sin embargo sus intereses transcendieron el ámbito convencional de la academia y  desde muy joven se sintió atraído por las ideas revolucionarias, ingresando al Partido Obrero Socialdemócrata Ruso con el estallido de la Revolución de 1905,  así conoció al importante teórico marxista Karl Kautsky, fundador de la revista Neue Zeit, en la cual publicó una gran cantidad de artículos antes de salir de Europa.

Sus compromiso político vinculado a su rol como investigador fueron una constante en el desarrollo de su trabajo, por lo que estando en Chile no dudó en solicitar su ingreso al Partido Comunista, el que se hizo público años más tarde.

En nuestro país Lipschutz se hizo rápidamente conocido por su aporte al desarrollo del estudio científico de la fisiología y la endocrinología, mérito por el que recibió el Premio Nacional de Ciencias el año 1969, fue el primer chileno en recibir este reconocimiento. Pero Lispchutz no solo realizó una labor pionera como investigador médico, también dedicó parte de su carrera al estudio de la etnología y la antropología, siendo precursor de ideas que hoy podríamos situar dentro de la antropología jurídica, como autonomía indígena y peritaje antropológico.

Además fue un prolífico escritor, actividad a la que dedicó parte importante de su vida. Llegó a publicar cerca de 600 trabajos entre artículos científicos y libros de divulgación acerca de los más diversos temas. Escribió y pensó sobre los problemas de los Pueblos Indígenas de América, la antropología como ciencia, el rol de la Universidad y la enseñanza de la medicina, sobre el pensamiento de los más importantes filósofos marxistas y  el psicoanálisis; su interés por este último lo llevó a  conocer personalmente a Sigmund Freud y Carl Jung, a quienes no dudó hacerles llegar comentarios de sus trabajos.   ¿Por qué morimos?, uno de sus primeros libros de divulgación sobre asuntos médicos, fue editado 16 veces y se tradujo a 6 idiomas antes de llegar a Chile.

Sus aportes en los campos de la medicina y la antropología, así como su enorme actividad literaria, le dieron fama y prestigio a nivel internacional, transformándolo en  uno de los personajes más importantes del S.XX de nuestro país. Pero su importancia no radica solo en sus logros académicos y en su carácter de pensador universal, sino en su capacidad de vincular el conocimiento y la labor del investigador con la búsqueda de la justicia, el desarrollo y la liberación de los pueblos. Nuestro Instituto al rescatar su nombre y su figura, asume el mismo compromiso con el desarrollo del conocimiento para el beneficio de los pueblos.

Leave A Response