Un “Nuevo Trato” en la educación pública

Publicado en ago 25, 2016 - 9:51am [819 lecturas] .

ical55/www.academia.cl/ Actores vinculados al área de la educación superior y representantes de organizaciones, presentaron el manifiesto “Por un nuevo trato para reconstruir la Educación Pública”, una demanda al Estado para terminar con la lógica mercantil en la educación chilena, donde el CAE es su expresión más concreta.

Se trata de una declaración de más de 20 páginas, que plantea los elementos centrales que, a juicio de los firmantes,  debiera incluir una reforma que busque acabar con la lógica de mercado que caracteriza al sistema de educación en nuestro país.

El documento fue presentado esta mañana por Roxana Pey, ex rectora Universidad de Aysén; Pablo Venegas, rector Universidad Academia de Humanismo Cristiano; Patricio Medina, presidente de la FEUSACH y vocero de Confech; Adrián Prieto, director del Área Legislativa de ICAL; Hugo Fazio y Manuel Riesco, presidente y vicepresidente del CENDA, respectivamente.

“Con este nuevo trato queremos iniciar un diálogo con las autoridades, a partir de los compromisos que la Presidenta asumió en su mandato. La educación debe ser entendida como un derecho y no como una mercancía ni servicio. Exigimos un Nuevo Trato, y este nuevo trato debe basarse en el término efectivo del lucro, el fin al CAE para dar paso a la gratuidad, la autonomía de las universidades y la regulación de matrícula y aranceles, como principios básicos”, sostuvo Pablo Venegas, rector de la U. Academia de Humanismo Cristiano.

Para Adrián Nieto, director del Área Legislativa de ICAL, “es de suma relevancia que la reforma considere al lucro como un delito”. Agrega que con el manifiesto “estamos promoviendo un cambio de paradigma,  el derecho humano de poder educarnos, el cual en nuestro país está mercantilizado, enclaustrado y encerrado en un mercado en que solo se buscan utilidades para los dueños de las universidades, y en donde se entiende cuestiones como la autonomía universitaria también en ese sentido, un bien de consumo”.

Por su parte, la recién destituida rectora de la Universidad de Aysén, Roxana Pey, expresó: “Adhiero y soy firmante de este manifiesto, ya que es una demanda de todo el país y de todo el sistema de educación superior. Se trata de una propuesta para revertir la fragmentación del sistema. No podemos tener un sistema con derechos de gratuidad con una gran cantidad de familias que quedan expuestas a la lógica del mercado”.

A su juicio, “es escandaloso e inmoral que el Ministerio de Educación haya declarado que pretenden mantener el CAE para siempre. La actual propuesta de reforma de educación superior lo que hace es consolidar esa lógica de mercado, porque mantiene al instrumento CAE, ya no solo como un mecanismo de financiamiento, sino como parte de la Ley de Educación Superior”.

En ese sentido, señala que “tenemos que hacernos cargo del sistema, de las instituciones, de las familias y estudiantes en su totalidad”.

Desde los estudiantes, Patricio Medina, presidente de la Feusach y vocero CONFECH, señaló que “no estamos dispuestos ni siquiera sentarnos a dialogar si la Presidenta y la Ministra de Educación no eliminan el CAE. Para nosotros es un punto básico para poder seguir conversando. Este mecanismo perverso mantiene a más de 700 mil estudiantes endeudados.  Sentimos que el proyecto además no tiene un horizonte claro, es como una micro sin rumbo. Nos parece dicotómico que se hable de autonomía universitaria, pero se destituya a una rectora; que se hable de educación gratuita, pero siga existiendo el CAE en el sistema educativo”.

Al mismo tiempo, indicó que “nos parece vergonzoso que cuatro grupos económicos tengan endeudados a más del 70% de los estudiantes en Chile. El CAE viene a destruir la educación: en 2005 eran 600 mil estudiantes y en 2015 son más de un millón doscientos los estudiantes del sector privado. La matrícula en sector público es solo del 15%”.

Por su parte, el economista Hugo Fazio, presidente de CENDA, sostiene que “el camino para avanzar en la gratuidad de la educación es terminar con el CAE y traspasar ese recurso al sistema universitario gratuito. Ese es el paso que hay que dar y es eso lo que debiera expresar el presupuesto 2017. Y esto requiere acción ahora”, agregando que “la reforma universitaria tiene que hacerse con un gran pacto social, en el cual participen activamente las comunidades universitarias”.

Destitución de Roxana Pey

Sobre su reciente destitución,  la ex Rectora de la Universidad de Aysén, Roxana Pey señaló que “es muy grave instalar en la educación superior mentiras y malas prácticas que son propias de la dictadura. Las prácticas del ministerio son del todo irregulares y están basadas en mentiras”.

Pey calificó su salida como un hecho “indigno y penoso” y cuestionó la intervención del Gobierno en las universidades estatales.

“Es un problema que tenemos a nivel nacional, viene a poner el acento en algunos aspectos que son bien problemáticos en la reforma, y que tienen que ver justamente con la intervención que pretende hacerse en las universidades estatales y que el Ministerio ya empieza a ejecutar con este episodio, indigno y penoso. Además de mantener el CAE, se producen elementos de gobernanza en universidades estatales que son muy aberrantes, como la instalación de una junta directiva al estilo de la dictadura, en donde se pretende poner a la mitad de los integrantes que sean representantes del gobierno de turno y eso estaría por encima de la autodeterminación de las comunidades universitarias”

En ese sentido, dijo que “las pretensiones son justamente darle atribuciones para tomar decisiones en todo ámbito, incluida la remoción de una rectora. Es una intervención a las instituciones estatales y un atentado contra la autonomía”.

La ex Rectora indicó además, respecto de la reforma que impulsa el ejecutivo, que “la forma en que se ha propuesto es muy contradictoria y contradice su propio mensaje. Hay dos manos que han escrito el proyecto de reforma y el parlamento debe saber corregir esto. Es necesario un nuevo trato para todo el sistema, de lo contrario, es muy probable que perdamos esta batalla en un momento decisivo”, finalizó.

Leave A Response