Taller de participación Nº3: Relevar la cultura desde lo local

Publicado en Oct 11, 2013 - 5:31pm [1.646 lecturas] .

Durante este año el área de desarrollo local de ICAL decidió generar un espacio de debate que permitiera profundizar el análisis sobre el carácter de la democracia y la participación dentro del proceso de construcción de Estado y sociedad en Chile. Para avanzar hacia ese análisis, se realizaron dos talleres de discusión en donde se revisaron algunos conceptos como: democracia, construcción democrática, participación, política públicas, políticas locales, la dimensión jurídica de la democracia y otros, que dieron un marco general para comprender desde dónde, hacia dónde y con qué herramientas generamos ese debate, en un contexto de creciente protagonismo de la movilización social. Y manteniendo como perspectiva la profundización de la democracia participativa junto a un proceso de creciente inserción de los actores sociales desde el poder local.

Para el tercer taller, efectuado el martes 1 de octubre, contamos con la presencia del académico de Universidad ARCIS, Álvaro Cuadra, quien se ha especializado en el análisis de las transformaciones culturales en Chile derivadas de nuevas configuraciones del espacio político público.

La cultura popular como cultura contra hegemónica

En su exposición, recordó que la imposición del capitalismo en nuestro continente requirió de un proceso civilizatorio cuyo componente cultural fue factor clave en la construcción de una modernidad oligárquica en América Latina, en donde la cultura ancestral o popular es cooptada por la hegemonía cultural capitalista. Finalmente, destacaría que durante dos siglos los impulsos democráticos se han sostenido sobre una estructura profundamente elitista, agudizada por el neoliberalismo. La superación de esa realidad debe tener un marcado carácter antigolpista, antioligárquico y post-neoliberal.

Y dentro del proceso de superación de esa realidad es necesaria la incorporación de variables culturales, revalorizando el rol de la cultura popular frente a una cultura hegemónica neoliberal que cierra espacios de participación a la diversidad cultural. En este sentido es importantísimo el análisis de dos elementos relevantes en las prácticas participativas locales: el rol de la mujer, y el rol de los inmigrantes, como parte de esa diversidad cultural necesaria de relevar.

Los aportes de Álvaro Cuadra enriquecerían la discusión del taller del área de desarrollo local, a la cual asistieron también otros miembros de nuestro instituto, quienes dieron importancia a las metodologías de análisis de una realidad cambiante en lo político, social, y sobre todo cultural. Así, de la mano con las transformaciones productivas del capitalismo en su configuración neoliberal, es necesario identificar algunos elementos fuertes que configuran el contexto del campo cultural, como la mediatización masiva de la cultura, los cambios tecnológicos, la instalación casi sin matices de una sociedad de mercado, la importancia de las redes sociales, etc. Estos fenómenos se enmarcan dentro de la tensión entre la lógica política y la lógica cultural, en donde la primera se ha caracterizado por la construcción de una identidad nacional homogénea que históricamente ha excluido los mundos de los particularismos culturales y de las etnias, y que ha generado un predominio de lo ideológico-político sobre la cultura, la cual ha sido una suerte de vagón de cola de esa dimensión. Superar esa tensión es uno de los desafíos a resolver.

Cultura y democratización desde lo local

Actualmente el carácter subsidiario del Estado y su predilección por las lógicas de mercado ha desagregado aún más lo político de lo cultural, produciendo un modelo que desincentiva las conductas asociativas y convierte en principal regulador de las relaciones sociales al mercado y a la integración del individuo a través del consumo. Una sociedad donde las dinámicas del mercado han incidido en la educación, en la salud, en la previsión, en la entretención y en la elaboración artística, determinando también la conducta, las expectativas y preferencias de sectores mayoritarios de la población.

Por esta razón, para abordar el análisis de un contexto caracterizado por la irrupción de la movilización social y por el deseo cada vez más creciente de la población de ser parte de las decisiones que afectan su vida (ver el caso de las movilizaciones regionales) y por lo tanto, un proceso de democratización desde lo local, es fundamental el fomento de acciones asociativas de interés popular, como la cultura local y las artes, contribuyendo de esta manera a la autonomía y enriquecimiento del tejido social como elementos fundantes en la construcción de un nuevo tipo de relaciones humanas que sean el reflejo de una nueva sociedad que ponga como centro el desarrollo del ser humano en armonía con su entorno social y ambiental.

Por

Pablo Canelo, Sociólogo

Área de Desarrollo Local, ICAL

Leave A Response