Las malas prácticas de Andrés Velasco

Publicado en Ago 7, 2013 - 1:22pm [2.345 lecturas] .

Gracias a la Concertación, Andrés Velasco pudo ser Ministro de Hacienda. Gracias a Michelle Bachelet, se mantuvo en el gobierno durante todo su periodo presidencial. Luego gracias a las primarias de la Nueva Mayoría, se convirtió en una figura política importante. ¿Seguirá Andrés Velasco viviendo a costillas del esfuerzo ajeno?

Quisiera centrarme en las malas prácticas. ¿Acaso no es una mala práctica participar de una primaria, obtener una proyección política extraordinaria gracias a ella y después no explicitar el apoyo al vencedor? Esto porque fuera del lugar común que significa dar libertad de acción, el tema central es saber cuál es su decisión. Lo mínimo que puede exigirse a cada candidato es que si pierden, apoyen al que gane. Si no existe esa voluntad, lo correcto, la buena práctica, es abstenerse de participar.

El asunto no resiste análisis. Andrés Velasco se hizo conocido gracias a su gestión como Ministro de Hacienda de un gobierno de la Concertación. Ahora, participó como candidato presidencial de la Nueva Mayoría  y en los momentos de los qué hubo, desiste de reconocer a la candidata vencedora como su candidata. Si hubiera ganado Andrés Velasco, ¿acaso habría considerado una buena práctica que los demás candidatos no le dieran su respaldo?

Cuando Pablo Longueira ganó las primarias de la Alianza y Allamand se negó a salir al balcón, el efecto fue que tras la renuncia de Longueira, Allamand fue vetado por la UDI que seguramente no lo habría hecho si la conducta del candidato de RN hubiese sido distinta. Lo anterior es razonable porque se requieren lealtades mínimas que den fe del compromiso que se ha suscrito, de manera que cuando se participa en una primaria, es para dirimir quién los representará en conjunto, no es para hacerse de una buena fama y después correr solo.

Durante su gestión como Ministro, Andrés Velasco dijo que hablar de neoliberalismo en Chile era ridículo, en el intertanto continuó con una política neoliberal que hoy es parte central del debate sobre el futuro rumbo de la Nueva Mayoría,  ya que obviamente el modelo de desarrollo está determinado por su carácter neoliberal que es la raíz de la desigualdad, las críticas a la educación, la precariedad del trabajo, etc. Cuando se habla de una Nueva Constitución y de poner fin a los abusos evidentemente se está diciendo que se quiere poner fin al neoliberalismo o al menos, avanzar en esa dirección.

La pregunta entonces es ¿por qué participó Velasco de la primaria de la Nueva Mayoría si no comparte sus lineamientos básicos y no estaba dispuesto a apoyar al candidato vencedor? Desde luego Velasco, como creyente que es del credo neoliberal, no podría estar de acuerdo con promover cambios al orden público económico, es decir, a la subsidiariedad del Estado, que es precisamente el debate que hoy cruza a Nueva Mayoría en circunstancias en que él, Velasco, ya tomó su decisión; no cambiar nada.

Es sin duda una mala práctica utilizar la vitrina de otros para relucirse uno mismo y luego dar la espalda cuando lo que correspondía era apoyar al que ganó porque perfectamente pudo haber participado en la primaria de la Nueva Mayoría otros candidatos como Marco Enriquez Ominami, Marcel Claude etc. y sin dudas les habría proporcionado una vitrina a nivel nacional sumamente relevante, sin embargo no participaron porque buscan construir otro proyecto, tienen otros intereses y porque no estaban dispuestos a apoyar al ganador, que es la misma situación de Andrés Velasco que perfectamente bien pudo haber estado en las primarias al lado de Longueira y Allamand.

¿Realmente será posible creerle que busca terminar con las malas prácticas?

1 Comment so far. Feel free to join this conversation.

  1. Galva Melos 7 Agosto, 2013 at 16:37 - Reply

    Velasco no por casualidad puso su centro en la critica a la política. Nada nuevo, pues ese ha sido parte del discurso de la derecha, el de criticar lo político como algo ex pureo y en ese orden ele ex ministro puso su enfasis en “objeto” atractivo para el mundo de la derecha liberal, que no pretende ser Pinochetista, ni Concertaconista.
    Su critica apunta a eliminar la fiebre pero no la enfermedad. Poco o nada dijo sobre de pq la política es así. Como es hija de un sistema de elecciones que se burla de las mayorías sociales y políticas y como es imposible cambiar ese sistema, mientras la forma de elegir a los representates de la población en el parlamento sea esa.
    Habla de la vieja política y el se auto proclama el artificie de la nueva política, olvidando que el encarna a la política de los tecnocratas, que entre otras gracias hicieron el transantiago, pues consideraban que su sabiduría era inmensamente mayor que la de las personas que cada día usan y usaban la locomoción colectiva.
    Nada a cambiado en el, como parte de esa vieja política, de la cual es un representante de tomo y lomo, se niega a la posibilidad de una asamblea constituyente. Siendo consecuente con su vieja desconfianza a escuchar a la ciudadanía real. Velasco es un fraude armado por aquellos que intentan vender huno en esta elecciones, en el afán de cada cambie en la copia feliz de Edén.

Leave A Response