El tres cero de Bachelet

Publicado en Jul 6, 2013 - 1:27am [2.151 lecturas] .

Por

Daniel Núñez, sociólogo y candidato a diputado del PC por el distrito nueve.

Creo que esta frase propia del lenguaje futbolístico, refleja muy bien lo sucedido en las recientes elecciones primarias del 30 de junio, donde la ex presidenta Michelle Bachelet no solo ganó el partido, sino que triunfó en las primarias con un contundente marcador.

La espectacular apertura del marcador fue con la masividad de las primarias. Se superaron todas las expectativas de participación ciudadana y las sombrías proyecciones del gobierno. Votaron casi tres millones de chilenos.

La alta convocatoria demostró lo acertado de la estrategia unitaria que viene desarrollando la oposición aglutinada en el pacto Nueva Mayoría, y lo errado de la opción del camino propio, apuesta que en algún momento sedujo al participante más liberal de la oposición, Andrés Velasco. El uno cero de Bachelet está determinado porque sus 1.561.563 votos representa un poco más del 50% de la participación total en las primarias, siendo su figura determinante para la masividad que alcanzó dicha consulta.

El dos cero es la enorme distancia que separa a la oposición de los candidatos de la alianza. La diferencia en el número de participantes es tremendamente significativa por donde se la mire.

En cifras totales, la suma de todos los candidatos de la oposición alcanzan a los dos millones de ciudadanos, mientras que la Alianza solo llega a los 800 mil votos. Como si ello no fuera suficiente, la votación de Bachelet duplica a la adhesión de Allamand y Longueira juntos; y si comparamos el millón y medio de votos de Bachelet con los 414.380 sufragios que alcanzó Longueira, la distancia es mucho mayor.

Si bien estos resultados no pueden extrapolarse mecánicamente al 17 de noviembre, son una señal contundente respecto a la voluntad de cambios profundos  que demanda la ciudadanía respecto al neoliberalismo imperante, y es obvio que la derecha no tiene fácil la elección presidencial.

Por último, el tercer tanto, el que consolida el triunfo por goleada, lo representa la gran votación de Bachelet respecto a sus compañeros de la Nueva Mayoría. Mientras que la ex jefe de Estado arrasa con el 73%, sus contendores Velasco, Orrego y Gómez apenas alcanzan a un 27%. Es decir, dentro de la oposición, la hegemonía que adquiere Bachelet es indudable.

Después de ver la contundencia de las cifras, me surge la duda si el tres cero no sería mezquino, porque el resultado del domingo más bien parece goleada. Pero el partido decisivo se viene para noviembre, y también se juega en la arena parlamentaria, donde la oposición debe esforzarse por ganar la mayor cantidad de doblajes posibles y así asegurar en el parlamento las mayorías necesarias para impulsar las reformas estructurales que ha propuesto Bachelet.

2 Comments so far. Feel free to join this conversation.

  1. Ricardo 6 julio, 2013 at 13:23 - Reply

    Daniel, las primarias no son un buen util de medicion para hablar de una alta convocatoria ciudadana. En las primarias votaron los ciudadanos mas convencidos politicamente hablando, es decir los militantes en buena parte. De ahi que no se puede extrapolar esa conclusion con lo que va suceder en las elecciones presidenciales. De hecho, el propio ICAL sacó una encuesta (me gustaría conocer la metodología) que prevee un triunfo de Bachelet (alrededor del 55%) contra un 45% de la derecha. Depues de los resultados, creo que un 3 – 0 no es mas que un lenguaje del cual no se pueden sacar tan determinantes conclusiones como tu lo haces.

    Cordialmente,

    Ricardo

  2. Luisin 2 octubre, 2013 at 19:01 - Reply

    Es una opinión política. No técnica.

Leave A Response