Huelga en Mina Invierno, Magallanes: Tensiones del modelo neoliberal

Publicado en May 14, 2013 - 1:44pm [2.357 lecturas] .

Por Katia MolinaSocióloga. Área Laboral, ICAL

Nos encontramos permanentemente con las tensiones que provoca el modelo económico neoliberal  instalado en Chile por décadas y que se relaciona directamente con: el qué producimos, para qué y en qué condiciones.

Estas preguntas son orientadoras cuando uno imagina cambios estructurales en nuestra sociedad, porque no operan sobre la lógica de la imposición del mercado sino sobre la construcción de un proyecto que considere la complejidad  de la realidad y no sólo la unidireccionalidad de la ganancia.

Es así que el Proyecto Minera Isla Riesco, Región de Magallanes, operada por las Empresas Copec y Ultramar S.A de los grupos económicos Angelini y Von Appen, se inscribe en las tensiones señaladas. Primero, porque provocan un impacto ambiental en la zona patagónica, con la producción de carbón, pero además su  comercialización la realizan con las termoeléctricas que abastecen a la mega minería transnacional del norte del país, específicamente con la termoeléctrica Guacolda, perteneciente también al Grupo Copec.

Su producción y comercialización impacta al medio ambiente. En ambos casos las comunidades afectadas se han pronunciado, sin ser escuchadas ni atendidas.

A la dimensión ecológica debemos sumarle la dimensión de los derechos del trabajo. Es en el interior de la producción del carbón, donde debemos preguntarnos por las condiciones en que laboran las trabajadoras y trabajadores de la Mina Invierno de Isla Riesco.  Los que estuvieron en huelga por más de 27 días, después de presentar su pliego de peticiones a los patrones, en su negociación colectiva.

Los trabajadores solicitan:

– Participar de la riqueza de la empresa, que es la que crean con su trabajo, específicamente  ser “participes de los recursos naturales a través de  un bono de producción sobre las  350.000 toneladas de carbón a un precio de  0.5 centavos por tonelada extraída”.

– Exigen mejores condiciones de seguridad ante el alto riesgo de accidentes producto de la escasa fiscalización, además de

– un reajuste salarial, pues  ni siquiera se  traspasa el subsidio  por zona extrema a los  trabajadores.

Pero la empresa incurre en  prácticas antisindicales y desleales: vulneración de  derechos colectivos y por tanto la violación de los derechos fundamentales, que se ha instaurado como una forma de crear la utilidad en Chile. La Minera Isla Riesco no aceptó el pliego de peticiones de los trabajadores, a  cambio les entregó un préstamo, no un bono de término de conflicto.

En definitiva, en el Proyecto Minera Isla Riesco se evidencian  los conflictos entre el capital que gestiona la mina de carbón y la precarización de hombres y mujeres que trabajan. Tensión permanente en la realidad de millones de trabajadores, invisibles en nuestra realidad.

1 Comment so far. Feel free to join this conversation.

  1. Max 27 mayo, 2013 at 12:33 - Reply

    Bien pobre el artículo, le faltó ser un poco más incisivo y minusioso.

Leave A Response