Palabras del diputado Teillier sobre la represión al pueblo mapuche.

Publicado en Ene 15, 2013 - 11:01pm [8.441 lecturas] .

15, enero, 2013. Palabras del Diputado Guillermo Teillier, presidente del Partido Comunista, en la Sesión Especial de la Cámara de Diputados sobre el “Análisis sobre políticas gubernamentales en torno al denominado ‘conflicto mapuche’.

No es justo hablar de “conflicto mapuche”, por cuanto con ello se quiere establecer como únicos responsables de sucesos de violencia y represión que se han suscitado en la Región de La Araucanía, con varias situaciones de muertes, lamentables y condenables como las de 12 comuneros mapuches, desde 2002, y la del matrimonio Luchsinger- MacKay, a los habitantes de esa Región que forman parte del pueblo mapuche.

 En un conflicto siempre hay dos partes. En este caso la responsabilidad superior recae sobre el Estado cuyas instituciones no han tenido la capacidad de imponer la paz mediante la negociación y el diálogo, acogiendo las demandas que desde hace mucho tiempo viene realizando el pueblo mapuche.

Mientras el Estado, porque debemos hablar de políticas de Estado, no acoja a plenitud los tratados internacionales sobre derechos de los pueblos indígenas, se mantendrá en la zona una situación de inseguridad y de conflicto, que desgraciadamente desembocan en hechos que acentúan el camino de la represión como la forma de solución. Ni la violencia con causa de muerte, como ocurrió en Vilcún, que no ayuda a la causa mapuche, ni la represión que también cobra vidas, sirven al propósito de establecer una situación de tranquilidad en la zona.

El Relator Especial sobre los derechos de los pueblos indígenas, en su comentario sobre la Propuesta del gobierno de Chile para nueva normativa de consulta y participación indígena de conformidad a los artículos 6 y 7 del Convenio Nº 169 de la OIT, si bien es cierto la considera un paso importante para cumplir con la implementación de las obligaciones del Estado en relación a los derechos de los pueblos indígenas del país, encuentra que es ineludible realizar ajustes y modificaciones al texto actual de la Propuesta, en vista de las normas internacionales en esta materia. Además, sostiene, es necesario avanzar en un proceso de diálogo y concertación con los pueblos indígenas de Chile del modo más amplio e inclusivo para la elaboración del texto final del Reglamento de Normativa de Consulta y del instrumento conexo de Reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental.

Lamentablemente vemos como se cierran las puertas a este camino de diálogo inclusivo y se abre otra diametralmente opuesta, la de la confrontación con un pueblo indígena constitutivo de nuestra nacionalidad. Como lo denuncian un representativo grupo de intelectuales y profesionales mapuches, se estableció una política permanente de agresión social, de discriminación racial y de menosprecio por la cultura mapuche.

 El actual gobierno debe adoptar una forma distinta. No se puede seguir con una política que en el 2010 significó que fueran imputados 679 mapuches, según consta en la defensoría penal mapuche y que según cálculos aproximados, entre el 2000 y el 2012 han sido imputados por fiscalías 2.123 mapuches.

 Este camino ha fracasado. La sola represión no es suficiente. Y las políticas sociales y de devolución de tierras son insuficientes. La cultura del pueblo mapuche no es plenamente respetada y no hay reconocimiento de su calidad de pueblo.

 Hay que implementar una política de Estado en relación a la cual se deben discutir puntos como los siguientes y que están en las demandas de pueblos indígenas y en especial del pueblo indígena.

 1.- Declaración Constitucional de Estado Plurinacional.

2.- Implementación real de la consulta de acuerdo al Convenio 169 de la OIT.

3.- El fin de la aplicación de la Ley Antiterrorista.

4.- Una política clara de restitución de tierras al pueblo mapuche, en relación a la extensión, respecto de a quienes se entrega y también en la forma como el Estado adquirirá y entregará esas tierras y en qué plazos, dando así tranquilidad a toda la comunidad en la zona.

5.- Formulación de políticas que permitan formas de autodeterminación y de participación en la institucionalidad del Estado y otras propias a su calidad de pueblo.

6.- Una política de carácter social que permita realmente al pueblo mapuche salir del estado de pobreza en que se encuentra hoy día.

 Estos puntos son propuestas que estamos dispuestos a apoyar. Sin embargo, pensamos que es indispensable que los pueblos indígenas sean quienes entreguen sus demandas y propuestas, que estén presentes junto a todos los actores en cada paso de la discusión sobre su presente y su futuro.-

Leave A Response