Agrosuper y las tensiones del modelo de desarrollo

Publicado en Dic 8, 2012 - 4:26pm [1.795 lecturas] .

Por Katia Molina. Socióloga Encargada Áreaa Laboral de ICAL

“Luchamos no sólo contra Agrosuper y sus malos olores… luchamos por el agua, contra Pascua Lama y la Barrick… luchamos por nuestros hijos…”

La región de Atacama, está completamente tensionada por el modelo de desarrollo, una región rica en minerales  y que proyecta ejecutar  proyectos   de la minera transnacional  con una inversión entre el  año 2010 al 2014  de US $ de  10. 818 millones de dólares.

Los proyectos mineros requieren  para funcionar agua y energía eléctrica, carreteras y ciudades con servicios adecuados y  fuerza de trabajo en cada uno de esos momentos.

La primera tensión que observamos es entre los niveles de crecimiento económico regional  y la distribución de la riqueza. La actividad  transnacional minera opera como un enclave  de la economía regional, es decir favorece a los que están directamente relacionados con ella,  y no al resto, por supuesto no hablamos de los trabajadores, porque la tendencia es a la tercerización y subcontratación de la fuerza de trabajo y por ende a la  precarización, es decir no todos ellos están tan bien como solemos pensar.

La disputa por el agua entre la agroexportación y la minería  es otra tensión, a  la fecha la minería transnacional ha salido vencedora.  En el valle del Huasco, la lucha contra Barrick Gold y su proyecto de Pascua Lama, desde el acuerdo firmado en 1998 por los presidentes Frei y Menen, no se detiene y reestructura la zona según  sus requerimientos.

El acceso al agua, como derecho humano es parte de la lucha que las comunidades han dado en la zona. La restricción a ella se viene dando hace un tiempo, por la crisis hídrica del río Copiapó, que soportó por más de 20 años el agronegocio de la fruta de exportación y el aumento de la intensidad minera, que no sólo seco el río sino también las napas subterráneas del sector.

La matriz energética de la región tensiona a todo el país, los requerimientos para hacer funcionar la minería  han implicado proyectos como la Central Castilla, actualmente detenido, la central Punta Alcalde, aprobada recientemente, ambas impulsadas a base de carbón, sin mencionar el proyecto  de Hidroaysén en la Patagonia.

La tensión entre naturaleza y modo de producción capitalista se evidencian. Siendo Chile en la división mundial del trabajo, exportador de materias primas,  principalmente el cobre a la China (que es el país productor de múltiples bienes que inundan el mundo) la exigencia  devasta la fragilidad de este ambiente, el que  debe soportar esta expansión económica.

Freirina y el valle del Huasco se tensionan entre este crecimiento que ofrece el modelo neoliberal  y una  alternativa al desarrollo.

Agrosuper, entonces representa la barbarie del modelo, actúa como  si los recursos fueran ilimitados, el agua, la tierra, el aire, y tensiona a los trabajadores a soportar las condiciones deplorables por un salario para reproducir la materialidad de la vida de él/ella y su familia.

1 Comment so far. Feel free to join this conversation.

Leave A Response