Alta convocatoria en talleres del proyecto “Formando Monitores para en el Buen Trato y Convivencia Comunitaria”

Publicado en Sep 26, 2012 - 6:07pm [1.926 lecturas] .

Durante agosto y septiembre se llevaron a cabo los primeros talleres del proyecto “Formando Monitores para en el Buen Trato y Convivencia Comunitaria, en las poblaciones Santa Olga de Lo Espejo y Quinta Bella de Recoleta. En ambas comunas la respuesta ha sido satisfactoria, principalmente por la alta participación de jóvenes pertenecientes a organizaciones culturales, religiosas y deportivas del sector.

Los talleres son fundamentales para lograr una visión colectiva y crítica de situaciones que ocurren en los barrios como: violencia hacia los niños, violencia callejera, robo, tráfico de drogas, entre otras situaciones que se encontraban sumamente naturalizadas e identificadas como problemas sin solución.

Se ha logrado encontrar una práctica y un concepto integral de la seguridad ciudadana que parta con acciones de los vecinos y vecinas para mejorar la convivencia y el uso de los espacios públicos. A través de los talleres se busca reconocer el aporte de todos los actores en este proceso de integración, entre esos, reconocer el rol de las instituciones públicas y privadas, el rol de los miembros de la comunidad y de las organizaciones sociales al interior de los barrios.

Hay un elemento central que se ha identificado como equipo y tiene que ver con el asistencialismo y la falta de participación activa de los vecinos en las decisiones importantes de sus barrios. Ésto es un síntoma en  gran parte de los sectores populares de nuestro país y radica en la pérdida de la red organizacional territorial producto de la dictadura y de la sociedad neoliberal que impulsan nuevos valores por sobre la organización vecinal y la confianza en el otro. Por el contrario, los valores sociales que priman son el individualismo, el consumismo y la pérdida de la  comunidad barrial.

Las temáticas de los talleres buscan por lo tanto, romper poco a poco con aquellos valores individualistas para trasladar a los monitores hacia un escenario en donde la reconstrucción de la comunidad debe ser una tarea central para mejorar la calidad de vida.

Se han realizado talleres de prevención de la violencia, de manejo de habilidades sociales,  comunicación asertiva y de identidad barrial, para que los monitores conozcan los inicios de sus espacios.

El proyecto finalizará con un taller práctico de planificación de actividades y postulación de proyectos, más un taller de títeres que fomente el trabajo hacia los niños y niñas del barrio.

Se destaca profundamente la alta participación de jóvenes en los talleres, lo que da cuenta de su preocupación social y el interés de adquirir herramientas para el trabajo comunitario en sus barrios.

Leave A Response