La propuesta de Bárbara Figueroa a la CUT.

Publicado en Ago 27, 2012 - 2:43am [1.855 lecturas] .

foto-MAURICIO-MUÑOZPor Mauricio Muñoz. Sociólogo. Investigador Área Laboral Ical

Luego de un arduo proceso eleccionario, la profesora Bárbara Figueroa (PC) ocupará la presidencia dela Central Unitariade Trabajadores de Chile CUT. Su programa alude a una cuestión que consideramos fundamental: que las organizaciones sindicales, mediante alianzas estratégicas con otros actores sociales, desborden los ámbitos productivos, es decir, se instalen, también, fuera de la empresa.

Aspectos como: 1) Proteger la libertad sindical, 2) Mejorar la calidad y la cobertura dela Negociación Colectivay 3) Ampliar, sin discriminación, el permiso de postnatal a 6 meses. Demandas “clásicas” del sindicalismo, continúan siendo importantes. Pero lo destacable es que, además de plantearse abordar estas problemática, la propuesta de la dirigente comunista busca generar condiciones para empoderar al sindicalismo como actor de peso en cuestiones de política nacional, como lo son: 1) La construcción de un Estado Social y Solidario, 2) Una nueva Constitución Política, 3) Soberanía alimentaria, 4) Protección del medio ambiente, 5) Transformación del actual sistema educacional y 6) La formación de una empresa estatal de transporte público.

Esta amplitud en la forma de concebir la CUT que nos plantea la nueva dirigencia es también un desafío en la construcción de identidades colectivas que articulen el trabajo, la producción, con los llamados “otros mundos de vida”, los cuales pueden superponerse o no a las actividades productivas, y cuya estructuración no está garantizada y ésta sólo se demostrará en la práctica.

Las identidades en los sujetos laborales ampliados[1] no necesariamente se conformarán en torno a una relación laboral particular sino que, más bien, se ubican en el sistema capitalista neoliberal en su conjunto, por lo tanto su acción no necesariamente se dirige o está marcada por demandas sectoriales, contra una compañía o grupo económico, también puede dirigirse hacia los gobiernos, en contra de éstos y sus políticas económicas, de empleo, presupuestarias, etc.

Detrás de estas formas de lucha también ampliadas, están las experiencias laborales y las relaciones extra-laborales; como las familiares, los vínculos barriales, la participación en organizaciones sociales o el enrolamiento en partidos políticos. Además, el espacio de protesta no está monopolizado por la fábrica o empresa, este espacio se desborda, se busca la calle como lugar de litigio, donde los cuerpos, marchantes y demandantes, en insurrecta procesión, le miran la cara al poder.



[1] Un abordaje mayor acerca del concepto de “sujeto laboral ampliado” se encuentra en el artículo “En busca del sujeto laboral ampliado”. En: Revista Laboral Ical Nº 13 año 4, pp. 15-30. Disponible en http://www.ical.cl/2012/01/revista-laboral-sindicatos-sujeto-laboral-y-movimiento-social-estudiantil-enero-2012/

Leave A Response