Trabajadores, no delincuentes.

Publicado en Jul 10, 2012 - 6:45pm [1.490 lecturas] .

La empresa METRO presentó hoy una querella contra los dirigentes sindicales del call center Konecta por el bloqueo de la Línea 5 que produjo la alteración de los viajes de 50.000 pasajeros durante la mañana de ayer.

Sergio Alegría, Fernán Quiñones, Claudia Pérez y Miguel Jaramillo, protagonistas de la irrupción en las dependencias del ferrocarril metropolitano, estarán bajo investigación durante 60 días y enfrentan doble querella. Una por desorden y daño impuesta por METRO S.A. y una querella criminal por parte del Ministerio del Interior a través de la Intendencia. Además se les prohibió, temporalmente, utilizar la Línea 5.

Tras la acción directa que causó un corte de 1 hora en el servicio de trenes, se pensaba que las tensiones disminuirían. Pero hoy, Voceros de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) llegaron a entregar su apoyo a los trabajadores de Konecta, y en conjunto, se tomaron a eso de las 8 de la mañana el edificio de la empresa, ante las nulas respuestas a sus demandas de reajuste salarial y mejores condiciones laborales.

Eloísa González, vocera de la ACES, justificó su apoyo a los empleados de Konecta afirmando que “estos mismos trabajadores son estudiantes universitarios que han tenido que trabajar en estas dependencias, para poder pagarse la educación, ya que, la educación es un lujo y no un derecho. En ese mismo sentido, nosotros junto a los estudiantes secundarios, que son potenciales trabajadores endeudados nos tomamos las dependencias de esta empresa pacíficamente, porque creemos que es necesario avanzar junto a los trabajadores, para reivindicar no sólo desde el ámbito de la educación, sino desde el plano laboral, salud y de todos los derechos fundamentales”.

Las peticiones de los trabajadores, que se encuentran en huelga legal hace ya 7 días,  son: el aumento del 10% en el sueldo anual, bono de vacaciones de $40.000, aumento en las salas cuna debido a que con el sueldo actual no pueden pagar uno por su cuenta, aumento en el presupuesto de movilización y colación e igualación de contratos para quienes realizan las mismas funciones.

El oficialismo a través de la Ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, se refirió a los reemplazos ilegales a los que estaría recurriendo Konecta Chile y reiteró la posibilidad de aplicar la Ley de Seguridad del Estado.

“La empresa no ofreció el pago de las 4 U.F. por lo tanto no puede hacer reemplazos. También estamos fiscalizando que la ley se cumpla por parte de la empresa. Yo quiero decir mi más absoluto rechazo a la forma en que han actuado esos dirigentes sindicales y quiero ratificar que efectivamente el Gobierno está estudiando si es que puede acusárseles con la Ley de Seguridad del Estado” afirmó Matthei.

Por otro lado el Presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, afirmó que “no es posible que nuevamente ante una protesta sindical y la desesperación de trabajadores que no reciben un trato justo, el gobierno responda con amenazas, amedrentamiento y anuncios de que aplicará todo el rigor de la ley y la ley de seguridad del Estado” y exigió “respeto para los dirigentes sindicales de Konecta y el respeto a sus garantías ciudadanas y no exacerbar el conflicto y menos desde el gobierno” y planteó “la solidaridad con los trabajadores en sus justas demandas”.

Leave A Response