Todo el “rigor de la ley” harán caer sobre trabajadores en huelga.

Publicado en Jul 9, 2012 - 8:10pm [2.006 lecturas] .

“El máximo rigor de la ley” pidieron los ministros Vocero de Gobierno y de Transportes y Telecomunicaciones en contra de los trabajadores del call center KONECTA que protestaron este lunes bajando a la línea del Metro y encadenándose a ellas, portando diferentes lienzos y banderas solicitando mejoras salariales.

En la acción realizada fueron detenidos el presidente del Sindicato de Trabajadores Contratistas y Subcontratistas SINTRAC, Sergio Alegría, la dirigenta sindical de Konecta Claudia Pérez y los dirigente Fernando Quiñones y Juan Jaramillo.

Cinco días de huelga llevan estos 700 trabajadores de distintos turnos telecomunicaciones, en su mayoría mujeres, porque la transnacional española se niega a dar un reajuste y también a todo diálogo y conversación con los sindicatos SINTRAC, sindicato 2 y 3.

Según informaron los trabajadores de Konecta, ellos decidieron tomarse la estación Rodrigo de Araya del Metro porque ni la empresa, ni la Dirección del Trabajo, ni la Ministra del Trabajo han tomado medidas para solucionar este conflicto. “Más bien se han puesto del lado de la empresa, la que ha contado todos los días con la colaboración de las fuerzas especiales de carabineros para impedir que los trabajadores nos manifestemos”.

Desde que están movilizados ya han sido detenidos 17 de estos trabajadores

El sindicato SINTRAC, junto a los sindicatos 2 y 3, señalaron estar “trabajando unidos para lograr doblarle la mano a estos patrones miserables que lucran con el esfuerzo de los trabajadores y no son capaces de dar un aumento decente a pesar de que tienen ganancias millonarias”.

Respecto a la discusión del salario mínimo, que el gobierno fijó en $192.000, los empleados movilizados del call center alegan que “con eso es imposible que viva una familia trabajadora. Somos parte de los millones de trabajadores que viajamos todos los días hacinados en el Transantiago y en el Metro hacia trabajos con sueldos indignos”.

En contrapartida, criticaron que “los gerentes de esta transnacional o los ministros Matthei y Larraín, quienes ganan mensualmente 6.5 millones, tengan autoridad moral para cuestionar las acciones de trabajadores que solo nos queda luchar por nuestro futuro, ya que las promesas de ellos jamás se cumplirán”.

Un teleoperador de la empresa alcanza un sueldo de $220.000 mensual, situación que da cuenta del tipo de distribución de la riqueza que es el “origen de la desigualdad social que fractura a nuestro país”, remarcaron los trabajadores que anunciaron seguir luchando contra esta injusticia.

Leave A Response