La refundación del sistema de Educación Superior, principal conclusión del seminario de ICAL y Universidad de Chile

Publicado en Jul 7, 2011 - 12:11am [1.986 lecturas] .

Debate en Aula Magna Fac. Medicina U. de Chile

A horas de haberse producido la cadena nacional del Presidente Sebastián Piñera en que anunciara su propuesta en materia educacional, expertos en educación y dirigentes estudiantiles debatieron en torno a los principios que debieran regir una Institucionalidad de la Educación Superior.

Al encuentro,  realizado en el Aula Magna Doctor Gabriel Gasic de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, llegaron alrededor de 600 personas, entre estudiantes, académicos e interesados en el tema. Además, fue seguido en la transmisión on-line #seminarioeducacion y en los sitios de Ical y de la Fech, con 621 visitas.

Momentos antes de los saludos inaugurales, y como es tradición en la casa de Bello, se entonó el Himno de la Universidad, que en esta ocasión estuvo a cargo del coro de la Facultad de Medicina, “Schola Cantorum”, animación musical que adicionalmente interpretó el tema Cambia Todo Cambia.

En seguida, abrió el seminario su anfitriona Dra. Marisol Prado, directora de Bienestar Estudiantil, quien contó al extenso auditorium que la idea del encuentro nació de la necesidad de revitalizar la discusión sobre los cambios que el sistema universitario requiere desde el ámbito académico y universitario.

Por el Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz (ICAL), organismo que organizó el seminario, dio la bienvenida el abogado Carlos Arrué, quien señaló que el objetivo  del ciclo de seminarios, denominado “Rediseñando la Educación Superior Pública”, es para tratar los temas de fondo, como el “maltrato que el Estado da a sus universidades, manteniéndolas en condiciones muy precarias”, a diferencia de las facilidades que le procura al sector privado en educación.

La jornada contempló la presentación de dos investigaciones elaboradas por profesionales de ICAL.

La primera presentación la efectuó el sociólogo Nelson Ruminot, quien entregó una síntesis con los elementos centrales de diagnóstico acerca de la crisis de la institucionalidad del sistema Nacional de Educación Superior.

Una de sus principales conclusiones, que se convirtió en el tema central del debate posterior, estableció que la actual crisis de la educación obedece a la existencia de dos modelos de sociedad que están en tensión: “uno orientado al mercado y otro hacia el bien social”, señaló el cientista.

Del mismo modo, concluyó que el factor del desplome de la actual estructura en el sistema de educación superior está dado por su “centramiento en el lucro y la grave desvinculación que el Estado ha hecho de su función pública”.

En un power point el investigador de ICAL mostró estadísticas con el gasto que Chile tiene en educación, “que es uno de los más grandes del mundo con casi un 2,2%, del PIB, que es 0,8 puntos más que el promedio OECD, sólo superado por Corea del Sur, Canadá y EE.UU”,  según aseveró.

Otra de las reflexiones entregadas por el sociólogo oriundo de la Universidad de Concepción, que también fue recogida por el grupo de debate de la segunda parte del seminario, trató sobre el aumento de matriculas en educación superior. “Durante los últimos 25 años no trajo mayor movilidad social, dado que los sectores pobres son apenas un tercio del total de los que estudian en la educación superior”, afirmó.

La segunda exposición, por cuenta de  Marcos Barraza, psicólogo y director de ICAL, abordó detalles sobre un “Nuevo modelo institucional del Sistema Nacional de Educación superior”.

En el modelo propuesto por el investigador, que incluyó la “reconfiguración de la noción de educación pública”, se puso énfasis en una universidad pública integrada al desarrollo nacional, de carácter descentralizado. La formulación de Barraza busca incorporar “el concepto de regionalización en desarrollo al quehacer de las universidades”.

Dentro de los objetivos trazados para la nueva institucionalidad, que el psicólogo formado en la Universidad de Santiago exhibió a la activa concurrencia, resaltó la relacionada con el sistema de acreditación. La idea de éste es su carácter “obligatorio, universal y vinculante para todas las instituciones de educación superior”. También, que la Comisión Nacional de Acreditación de Pregrado, CNAP, sea una instancia de pares, que aplique normas estandarizadas de calidad, que se atenga a un formato de información unificado de programas académicos, y que sea  una contribución a un Proyecto de Desarrollo Nacional”.

Asimismo, pidió que las instancias de regulación sean efectivas. En cuanto a la Superintendencia de Educación Superior, que fiscalice el cumplimento de los criterios de calidad y compromisos públicos, y verifique las rendiciones de cuentas

Puesto que el tema del lucro es el que más ha resonado como demanda de los estudiantes movilizados, la invitación también apuntó a impedir de forma efectiva el lucro de las universidades privadas. En tal sentido, concretamente que  se les exija “la reinversión de excedentes y utilidades, y conocimiento público de balances”, subrayó Barraza.

Finalmente, una reestructuración del sistema, indicó el Director de ICAL, impone “la dictación de una nueva ley de universidades”, punto que fue recogido por los debatientes posteriores.

A ambas exposiciones le siguieron las palabras del vicepresidente del Senado de la Universidad de Chile, Hiram Vivanco, quien junto con explicar el rol de dicha institución universitaria, comparó el impacto de la convocatoria al seminario con las jornadas que se vivieron en torno a la salida del rector Federici, a finales de los 80.

Al termino de las presentaciones, y luego de una pausa en que los participantes compartieron con la prensa, se llevó a cabo el debate “Universidades y Estado: El rol público frente a la epistemología mercantilizada”, conducido por la reconocida periodista de la Radio U. de Chile Vivian Lavín.

El panel estuvo compuesto por Juan E. García-Huidobro, Decano de la Facultad de Educación de la Universidad Alberto Hurtado; Manuel Antonio Garretón, académico de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile; Carlos Peña, Rector de la Universidad Diego Portales; y Camila Vallejo, Presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile.

Los temas sobre los que fueron interpelados los panelistas rondaron sobre el contenido de las movilizaciones estudiantiles y el destino que ellas van a tener en el nuevo escenario, en que el Primer Mandatario ha convocado a un gran acuerdo nacional de educación, que los estudiantes han comenzado a usar en la sigla GANE.

Para Camila Vallejo, las respuestas del Jefe de Estado son completamente insatisfactorias y, en general,  “el sistema político no da la talla con lo que está pasando con el movimiento estudiantil”, por lo que consideró legitimas mantener dichas demandas.

En tanto, el rector Carlos Peña, declaró que frente a la gran queja estudiantil el “Presidente enmudece” e ignora esa queja que es contra el lucro. Respecto a los anuncios dijo que “no es posible que un Presidente, habiendo tenido seis semanas para elaborar una reforma, cite a una cadena nacional y respecto a la pregunta de los estudiantes no diga absolutamente nada”.

Para el profesor Garretón lo que está en el fondo del movimiento no es un conjunto de medidas ni políticas, sino que una cuestión de fondo que es la “refundación del sistema de educación superior”.

Al término del debate, se explicó que a causa de la reunión que los rectores de las universidades sostenía a esa hora para analizar el plan del Presidente Piñera, no se efectuaría el último panel que consideraba la actuación de los representantes de las Rectorías de la Universidad de Chile, de la Universidad de Santiago y de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

El encuentro fue cerrado con las palabras de la Decana de la Faculta de Medicina, Cecilia Sepúlveda, quien felicitó el “elevado debate” y el “alto nivel” de las exposiciones iniciales, efectuadas por los investigadores de ICAL.

La autoridad del plantel público refrendó la opinión generalizada en cuanto a que el movimiento estudiantil es reflejo de la gran crisis que vive en el presente la educación chilena. Remarcó, igualmente, que la actual situación de presión estudiantil demuestra que se está frente a dos modelos de sociedad, expresado en todos los niveles educacionales.

También, expresó como fuerte demanda la reedición de un nuevo trato del Estado con las universidades, para que ellas puedan ciertamente “atender las necesidades del pueblo”, según fuera la aspiración de Andrés Bello al fundar la principal universidad del país.

En cuanto a los anuncios gubernamentales, dijo que se deberán discutir porque “aún no conocemos la letra chica”, por lo que “hay que mirar con detención y llamó a seguir “ejerciendo presión al gobierno por la educación pública”.

Se hicieron presentes, Leonor Armanet, miembro del senado de la Universidad de Chile; Cecilia Morales, directora de Campos Clínicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile; el director de la Escuela de Derecho, Alvaro Fuentealba y la encargada de Asuntos Culturales de la Embajada de Finlandia, Eija Pirttiatto.

 

Leave A Response