ICAL imparte talleres sobre la Ley de Participación Ciudadana para orientar elaboración de Reglamentos

Publicado en Jul 10, 2011 - 12:53am [6.287 lecturas] .

Participación ciudadana

En Agosto de este año se cumple el plazo para que los ministerios y servicios públicos adapten sus normativas internas, estableciendo las modalidades específicas de participación que tendrán las personas y organizaciones con la Ley 20.500, sobre Asociaciones y Participación Ciudadana en la Gestión Pública.

Este nuevo cuerpo legal, publicado el 6 de febrero, fija los nuevos estatutos jurídicos que regirán para las diversas entidades de la sociedad civil. También, reconoce al voluntariado como forma de participación, facilita el procedimiento de obtención de personería jurídica y reformas estatutarias a organizaciones territoriales y funcionales, así como el derecho de éstas a asociarse regional y nacionalmente.

Con el propósito de que las organizaciones de base conozcan esta ley, el Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz, ICAL, ha asumido a plenitud su tarea de educación social. A través del Área de Participación Local, se están impartiendo charlas, foros y talleres de formación dirigidos a dirigentes sociales, para dar a conocer la ley de asociaciones y participación, así como los alcances de su implementación.

Es así que, el pasado 7 de julio se desarrolló una charla-taller, en conjunto con Las Urracas de Emaús, para debatir la significancia concreta de esta ley.

En la oportunidad, impartió el curso de formación el Asistente Social de ICAL, Claudio Rodríguez, quien dio a conocer algunas limitaciones en la concepción de participación que subyace en esta norma.

Igualmente, los participantes consideraron de gran relevancia poder exigir en los municipios y servicios del Estado mayor transparencia y participación en la elaboración de los Reglamentos, tanto de los Consejos Comunales como de los Consejos Consultivos de la Sociedad Civil.

En opinión del profesional “sin la consideración de la opinión ciudadana se corre el serio riesgo de que se generen espacios de participación que tiendan a instrumentalizar el rol activo, protagónico y autónomo que deben tener los actores y dirigentes sociales en el control y cogestión de las políticas públicas”.

Otra actividad similar de difusión, se llevó a cabo en la comuna de la Granja, el 30 de junio, en conjunto con la coordinadora de organizaciones sociales Unidos Podemos, de la población Malaquías Concha, donde participaron más de 20 dirigentes y decena de organismos territoriales.

Al término de esa jornada, Rodríguez señaló que “Existe gran necesidad de informar a los dirigentes sobre la ley y su impacto en las comunas, particularmente en la oportunidad de participar de la conformación de los Consejos Comunales de la Sociedad Civil, instancia que reemplazará a los CESCOS”.

Se señalan como algunos aspectos importantes de esta ley, el reconocimiento del rol del Estado en la promoción y apoyo a la asociatividad a través de la constitución del Consejo Nacional para el  fortalecimiento de organizaciones sin fines de lucro. Este administra el Fondo para el Fortalecimiento de Organizaciones de Interés Público, mecanismo que asegura recursos públicos para iniciativas de asociatividad y participación ciudadana la sociedad civil.

1 Comment so far. Feel free to join this conversation.

Leave A Response