GANE: La derecha y su oda a la libertad

Publicado en Jul 19, 2011 - 4:29pm [2.249 lecturas] .

foto-MAURICIO-MUÑOZPor Mauricio Muñoz. Sociólogo – Área Laboral de ICAL

Tres alusiones a la Libertad contiene el discurso que Sebastián Piñera realizó el día 5 de Julio, donde le propone a los estudiantes movilizados y, a través de ellos a la sociedad toda, la articulación de un Gran Acuerdo Nacional de Educación GANE.

Algunos párrafos de ese discurso:

“El financiamiento estatal a los alumnos deberá ser en función de su mérito y situación socio-económica, permitiéndoles elegir libremente la entidad en que deseen estudiar…”

 “Hay algunos que abogan por una total estatización de la educación en Chile.  Creemos que ello constituye un grave error y daña profundamente tanto la calidad como la libertad de enseñanza…”

 “…protegiendo el derecho de ellos y sus familias, a elegir libremente la institución en que quieren estudiar…”

Sabemos que Piñera es militante de Renovación Nacional (RN), partido político que  en su Declaración de Principios[1] liga la libertad a la “desmasificación”  de la persona. Así, nos dice que:

“Desmasificar a la persona es restaurar su dignidad, rescatándola de la consigna, la demagogia y, en general, de las tendencias uniformadoras o desinformadoras que en la sociedad de hoy atentan contra la libertad intelectual y espiritual de las personas”

“El respeto a la libertad personal exige que ni el Estado, ni ningún otro organismo de la sociedad, invadan el campo especifico de las entidades menores o la libertad de cada persona”

¿Pero de donde viene esta oda a la libertad que la derecha pregona?, ¿A qué libertad nos referimos?

El neoliberalismo es una política económica que postula la reducción máxima del Estado, de su intervención, a favor de la liberalización absoluta del mercado. Es el austriaco Friedrich August von Hayek, en su obra “El camino a la servidumbre” (1944), quien entrega las bases del pensamiento neoliberal, poniendo en juego los principios de una “sociedad libre”.

Según Hayek, la condición para la “Libertad es que la coacción que se ejerce sobre el individuo en el ámbito social se reduzca completamente, es decir, en palabras del autor, se defiende la independencia del individuo frente al poder arbitrario de sus semejantes (Hayek, 1982), frente al poder de lo social representado, por ejemplo, en el Estado.

Asimismo, la doctrina neoliberal indica que la libertad en materia económica es la condición de libertad esencial, por lo tanto, cualquier interferencia que pueda existir sobre la relación “espontánea y natural” de los individuos en el mercado sería atentar contra la libertad individual.

En el libre mercado todas las actividades y transacciones económicas dependen exclusivamente de la libre iniciativa de los individuos, los cuales intentarían alcanzar sus objetivos económicos de la forma que consideren más adecuada, sin intervención externa, según RN “la Economía Social de Mercado reúne los principios de libertad individual, justicia social y eficiencia económica”.

La Libertad es un concepto en disputa. Pero la “Libertad Neoliberal, esa que atraviesa el discurso de Piñera, fue en un primer momento, con Hayek y antes de él, una utopía.

Así, el modelo económico neoliberal es una instalación ideológica, económica, política y cultural, una teoría desocializada y deshistorizada basada en la abstracción de dejar en suspenso las condiciones económicas y sociales que permiten su producción y reproducción (Bourdieu, 2000), una estrategia eufemizadora que para instituirse ejecutó un inmenso trabajo político que creó las condiciones de realización y funcionamiento de la “teoría”; un programa que, mediante mecanismos de terror, primero, y a través de dispositivos de saber, después, buscó destruir de manera metódica a los colectivos, con el fin de evitar cualquier proyecto alternativo al Capital.

Así, el sistema económico neoliberal se construye a partir de una descripción teórica y no de las prácticas sociales “libres” como insisten sus apologetas, una cadena de constreñimientos que arrastra a los agentes económicos a un determinado orden que, a diferencia de lo que plantea Hayek, no es natural, por lo tanto, no surge de la relación espontánea de los individuos, ni es un estadio del accidental del devenir del desarrollo de la especie humana, sino que, más bien, es una doctrina económica que se implanta, militar o políticamente, con el objetivo de liberalizar el comercio para beneficiar los sectores dominantes de la sociedad.

En el caso de Chile, esta liberalización se estableció a través de un trauma –Golpe de Estado- que tuvo la capacidad de suspender, mediante el terrorismo, las reglas constitucionales, para cambiarlas e instituir unas nuevas. Los partidos políticos derechistas que conforman la actual Coalición por el Cambio (RN y UDI), son la resultante política del proceso dictatorial mediante el cual se instaló el neoliberalismo en nuestro país y, a la vez, conforma la base ideológica del actual gobierno.

Así, la libertad que la derecha quiere alcanzar no es otra que la de comprar y vender, la de un mercado sin trabas que, según la quimérica hipótesis neoliberal, es la condición para la libertad individual. Un proceso de individuación que no es otra cosa que generar las circunstancias ideales para impedir la articulación de cualquier colectivo político que ponga en cuestión al Capitalismo, sus lógicas y sentidos comunes.

Referencias bibliográficas:

  • Von Hayek, F., 1978. El camino a la servidumbre. Madrid: Alianza Editorial.
  • Von Hayek, F., 1982. Los Fundamentos de la Libertad. Bs. As.: Centro de Estudios sobre la Libertad.
  • Bourdieu, P., 2000. Contrafuegos. Reflexiones para servir a la resistencia contra la invasión neoliberal. Barcelona: Anagrama.


[1] http://www.rn.cl/v1/declaracion-de-principios

Leave A Response