Flexibilización de los derechos laborales

Publicado en May 5, 2011 - 4:47pm [2.065 lecturas] .

Por Katia Molina
Área Laboral de ICAL

Katia Molina Ponce, Socióloga, Encargada Area Laboral

La flexibilidad es la modalidad que aplican las empresas para adecuarse a los constantes cambios que se producen en el mercado, a fin de obtener los niveles de productividad necesarias de acuerdo a su patrón de acumulación.  Usan  la flexibilidad externa e interna, es decir  flexibilizan las funciones, la jornada de trabajo y los tipos de contratación. Según ENCLA 2008, el 31.6 % de las empresas en Chile subcontratan en su actividad principal.

Entonces, el  régimen de relaciones  laborales que emergen y la calidad del empleo, traspasa a los trabajadores  el peso de las fluctuaciones del mercado, pues  para hacer frente a una demanda discontinua,  heterogénea y diferenciada, la producción se hace flexible y se flexibilizan  las condiciones laborales.

La flexibilidad genera la tensión entre la estabilidad e  inestabilidad de los trabajadores, implica su entrada o salida de la empresa, impulsa la contratación temporal, despidos y traspasos. Esto crea modificaciones constantes en las condiciones laborales  y en  las formas de contratación, permitidas por la normativa jurídica expresada en el Código del Trabajo. Entonces, “derechos flexibles para poder disponer de una fuerza de trabajo en función directa a las necesidades del mercado consumidor”[1]

Esta modalidad  ha socializado  y ha hecho adaptarse a los trabajadores a la precariedad e informalidad, con un índice de desempleo  7.3% según informes de  INE 2011,  el clima de incertidumbre se hace cotidiano  “el miedo al despido, el hostigamiento de ciertas jefaturas, la suspensión del salario, etc” hace mella en la  organización de los trabajadores, siendo actualmente el índice de  sindicalización  de 12.5%.  La fragmentación que provoca impide la articulación de organizaciones con poder real de negociación, en 2009 sólo pudieron negociar 227.282 trabajadores, que representa el 5.9% del total según la Dirección del Trabajo 2009.

A un año de gobierno de derecha,  la UDI y  Renovación Nacional, intentan desplegar con mayor intensidad el modelo neoliberal, para ello es necesario  incentivar al máximo la desregulación, insisten en que funcione hasta  sus últimas consecuencias, proponen que se consideren los temas sobre la flexibilidad laboral, teletrabajo, entre otros y se superen la actual  rigidez.

Frente a esta profundización que se pretenden impulsar, no debemos olvidar que Chile es el país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) con mayores desigualdades entre su población en términos de ingresos, y el tercero en lo que se refiere a la proporción de pobres. Mayor flexibilidad laboral seguirá implicando condiciones de explotación  mayores.


[1] Antunes, Ricardo. Adiós al Trabajo.

Leave A Response